Acuerdo con China, cerdos

En medio de este contexto de pandemia, pobreza e inseguridad, aparece la polémica por el proyecto de inversión de capitales de origen chino para la industria porcina Argentina.
El arreglo nos habla de una producción de 900 mil toneladas de carne de cerdo que se destinarán solamente a China.
Las autoridades Chinas invertirían unos U$S 3.800 millones durante los próximos 8 años en la industria porcina Argentina con el objetivo de garantizarse el abastecimiento de ese producto.

Hay claramente tres hilos principales de debate y son: el aspecto ambiental, el plano económico y el enfoque político.

El gobierno afirma que ha incorporado un artículo donde se asegura el respeto de las leyes de protección ambiental, los recursos naturales y la bioseguridad.
El asunto clave es quién auditará la adecuación a las leyes argentinas, tanto nacionales como provinciales, de los establecimientos porcinos.
Hasta el momento, no se ha dado a conocer ninguna evaluación de impacto ambiental, no se ha hablado de mitigación de riesgos ni de indicadores ambientales, por lo que resulta poco creíble que un mero artículo al memorándum solucione la cuestión.
China es el primer productor del mundo de carne porcina. Antes de la peste porcina africana producía unas 54 millones de toneladas y perdió 20 millones de toneladas a causa de la misma. Esto y la aparición del COVID-19 muestra que la aplicación de normativas de sanidad y calidad agroalimentaria en China deja mucho que desear. ¿Querrán imponer éstas paupérrimas normativas para su producción en Argentina?

Un dato no menor es que el 17% de los productores de carne porcina registran más del 70% de las existencias, por lo que en términos de escala estamos hablando de unos pocos jugadores con capacidad exportadora. ¿Podrán acceder a este negocio solo aquellos que tienen vínculos cercanos con el gobierno?
El negocio resulta atractivo a simple vista, ya que con un precio de 550 dólares la tonelada de maíz (alimento de los cerdos) frente a los 2.500 dólares por tonelada que cuesta la carne de cerdo, el valor agregado para los productores y la Argentina resulta evidente.

El Partido Libertario promueve la firma de tratados de libre comercio, que eliminen regulaciones fiscales y tasas aduaneras entre los países, donde los organismos privados deben responder legalmente por el impacto ambiental de sus actividades, lo cual fomenta la colaboración y la eficiencia en la sociedad. Este NO es un tratado de libre comercio, es un acuerdo entre funcionarios y empresarios cómplices, donde el control del comercio por parte de los gobiernos de Argentina y China será total.

Este escrito es promovido por los profesionales que integran la comisión Medio Ambiente del Partido Libertario.

Si coincidís con el, no lo dudes, se parte de este grupo que quiere cambiar la Argentina. SUMATE.

© Copyright Partido Libertario CABA . Todos los derechos reservados.