Armas NRBQ (Nuclear, Radiológica, Biológica y Química)

Hoy en día, la pregunta de Einstein sigue vigente: ¿vamos a poner fin a la raza humana? ¿o deberá renunciar la humanidad a la guerra?
Los individuos pueden ejercer como les plazca su libertad, pero respetando la vida del prójimo y conociendo los desastres que generan las armas nucleares. Pareciera que no hay alternativa más que buscar acuerdos que prohíban su uso; el derecho a la vida en el planeta comprende a todos los seres vivos.

Debemos tener en cuenta tres efectos o grandes categorías (sin considerar la altura, el terreno, el clima o la densidad demográfica):

  1. Efectos físico-mecánicos.
  2. Efectos térmicos.
  3. Efectos radiactivos.

El principal efecto físico-mecánico es su onda expansiva provocada por el exceso de presión en el epicentro en relación con la presión medioambiental, lo que ocasiona una esfera de aire comprimido.
Los efectos térmicos ocasionados son la resultante de las ingentes cantidades de energía liberadas que se transforman en energía lumínica y calorífica.
Los efectos radiactivos ya los conocemos, debido a su extensa permanencia en el tiempo.

La proliferación de este tipo de armas es un factor. La situación incierta de las naciones y la aparición de nuevas tecnologías pueden conducir a que estos actores intenten obtener su seguridad desde la óptica que les podrían brindar este tipo de armas. También hay otros actores no estatales que podrían vislumbrar una oportunidad para obtener seguridad, beneficiarse económicamente o realizar atentados.

Para ello, debemos tener en cuenta lo descripto por la ESN (Estrategia de Seguridad Nacional) de España:

  • “Potenciar el multilateralismo eficaz y el cumplimiento de compromisos, normativa y organismos que conforman el régimen internacional de no proliferación de armas de destrucción masiva y vectores de lanzamiento”.
  • “Garantizar la seguridad física de los materiales e instalaciones nucleares y radiactivos”.
  • “Luchar contra el tráfico ilícito de materiales y tecnologías relacionadas con las armas de destrucción masiva (ADM) y sus vectores de lanzamiento”.
  • “Promover la cooperación internacional para fortalecer la seguridad de la cadena logística internacional, el control aduanero y fronterizo para la detección de ilícitos de estos materiales”.
  • “Profundizar en los mecanismos para la prevención, detección y control de los flujos financieros relacionados con este campo específico.”
  • “Informar a la sociedad civil respecto de las responsabilidades y consecuencias, tanto morales como penales, del desvío de materiales de doble uso que pudieran ser utilizados con fines ilícitos”.

Para que el pacifismo tenga un sentido, es necesario que su concepto inherente de paz se subordine a un bien superior, es decir, la vida. Para vencer al monstruo del arma nuclear, para poder emerger de la situación de disuasión actual entre países, no alcanza con el terror que infunde la situación. La idea de no-guerra convertida en un absoluto o en un fin-en-sí no nos sirve para enfrentar el verdadero combate de la paz.

En el momento presente, dada la situación en que se encuentra la política mundial, el mal menor de la disuasión deberá ser tolerado para evitar el mal mayor, es decir, la explosión a corto plazo. Sin embargo, sabemos que este camino es seguir por la cuerda floja.

Este escrito es promovido por los profesionales que integran la comisión Defensa del Partido Libertario.

Si coincidís con el, no lo dudes, se parte de este grupo que quiere cambiar la Argentina. SUMATE.

© Copyright Partido Libertario CABA . Todos los derechos reservados.