CASO CHOCOBAR

Para analizar el caso Chocobar debemos tomar en cuenta no solo el caso en sí, sino además sus consecuencias en la protección de la sociedad frente al delito.
El hecho delictivo inicial es cometido por el delincuente que, para robar a un turista, lo apuñaló diez veces en el pecho, no causándole la muerte por milagro.
Además del ataque a la vida de la única víctima en este hecho, está el ataque a su propiedad, porque las heridas casi mortales fueron el medio para robarle. Quien lo atacó no se defendía de un ataque violento e ineludible, sino que quería asegurarse la indefensión de la víctima para robar sus pertenencias.
La intervención de un policía salvó la vida de la víctima y evitó que el ladrón huyera haciendo efectivo el delito. No solamente debe resguardarse la vida de las personas, sino que además debe resguardarse la propiedad privada. No es que solamente la vida o la propiedad privada deban preponderar una sobre la otra, sino que debe evitarse que ambos bienes jurídicos se confronten.
El delincuente causó la colisión de ambos bienes, vida y propiedad, por lo que puso su propia vida en peligro, y la de la víctima, en este caso con total voluntad de matar, porque diez puñaladas no son para herir, ni involuntarias.
Respecto de los disparos del policía, los mismos fueron efectuados a los pies, los que impactaron lo hicieron en las piernas y el otro rebotó en el piso. No hubo disparos al torso. No puede permitirse a alguien que apuñaló 10 veces a otra persona huir. Debemos tener empatía por la víctima del robo violento y su familia. ¿Si hubiera muerto esta y se hubiera escapado el delincuente, que le estaríamos diciendo a su familia? Posiblemente sería una muerte sin condena del culpable.
Cabe destacar que la policía no cuenta con alternativas al uso de armas de fuego y los sectores ideológicos que hoy propugnan la condena a Chocobar, son los mismos que se han opuesto al uso de las Tasers, promoviendo la indemnidad física de los delincuentes, que en la casi totalidad de los robos van armados y aplican mayormente la violencia para lograr su cometido.
La sociedad debe saber que el Estado, en sus tres poderes, se ocupa de cumplir con el preámbulo de la Constitución, afianzando la justicia, consolidando la paz interior, promoviendo el bienestar general y asegurando la libertad, protegiendo a las personas y sus bienes.
Es un mensaje muy negativo que desde el Estado a quien se le ha delegado la función de resguardar la seguridad de los ciudadanos y su propiedad contra el delito, constantemente se dé un mensaje de preeminencia a los derechos del delincuente por sobre su obligación constitucional de protección del ciudadano que se comporta de acuerdo con la norma de no dañar los derechos del otro.
El Partido Libertario se expide entonces por un cambio en los protocolos de actuación de la policía a fin que se le permita proteger a los ciudadanos y sus bienes de manera efectiva y en el acto, quedando a cargo de quien infringe la ley el desistir de su conducta prohibida o insistir en ella, haciéndose responsable de las consecuencias de su accionar.

Este escrito es promovido por los profesionales que integran la comisión Legales del Partido Libertario.

Si coincidís con el, no lo dudes, se parte de este grupo que quiere cambiar la Argentina. SUMATE.

© Copyright Partido Libertario CABA . Todos los derechos reservados.